Protección de estructuras de acero

VENTAJAS

  • El más amplio rango de productos y sistemas  para satisfacer toda clase de requisitos: morteros, tanto de vermiculita como de fibras, con o sin cemento, placas de silicato de distintos tipos para utilizaciones especializadas y/o pinturas intumescentes para cubrir todo tipo de rangos de forma y tipos de perfil.
  • Sistemas que aportan resistencias al fuego desde R15 hasta R240.
  • Aportan prestaciones añadidas: aislamiento térmico, resistencia mecánica, resistencia a abrasión, etc.
  • Disponen de una amplia variedad de acabados, aptos para el diseño más moderno y atractivo.
  • Muy fáciles de instalar con puestas en obra sencillas y rápidas.

Con placas de fibrosilicato, pintura intumescente o morteros ignífugos

Uno de los sistemas de Protección Pasiva más conocidos y usados es el de Protección de Estructuras Metálicas y de hormigón. Los perfiles metálicos, tan versátiles y resistentes a la hora de diseñar estructuras portantes, presentan al contacto con foco de calor un rápido incremento en la temperatura, y con este aumento de temperatura, sobreviene una disminución de su resistencia mecánica.

Para evitar la pérdida de estabilidad de la estructura, existen varias formas de protección, como los morteros, las pinturas intumescentes y las placas de silicato cálcico. Sin embargo, a la hora de elegir la protección más adecuada, es necesario conocer qué factores, y cómo, influyen en el comportamiento al fuego de las estructuras de acero protegidas.